PEQUEÑOS GRANDES PROYECTOS

RDR_5925

X COMPETICIÓN NACIONAL DE MINIEMPRESAS

El proyecto Shellbag, una bolsa biodegradable para adherir a las bolsas de frutos secos, se hace con el primer premio de la X Edición de la Competición Nacional de Miniempresas.

 “Todavía no podemos creernos que hayamos ganado y vayamos a representar a España en Europa! Este premio es un gran orgullo”. Así de emocionados estaban los chicos de Shellbag. Motivos, desde luego, no les faltaban. Después de dos intensos días de competición el equipo del colegio Sagrado Corazón Sarriá de Barcelona recibía esta noticia. Esta experiencia ha sido impresionante”, aseguran, “ya empezamos a abrir boca en Barcelona, con la competición regional… ¡Pero esto ha sido todavía más emocionante!

Son uno de los 21 equipos que fueron seleccionados para participar en la X edición de esta final. Una competición que comenzó el día anterior en una feria celebrada por primera vez en el jardín botánico de la estación de Atocha de Madrid. “La labor que realiza el programa miniempresas es impresionante”, comenta Juan Pedro Galiano, Subdirector de Comunicación Interna y Reputación de ADIF. “Es un gran impulso a la creatividad e innovación de los jóvenes, y eso algo que les hace mucha falta”.

RDR_5163.jpg

 

Y allí, entre viajeros y trenes las 21 miniempresas montaron sus stands para exponer, vender sus productos y ser evaluados por el jurado. Tenemos un problema enorme porque la calidad de los proyectos es impresionante, tanto en las presentaciones como en lo que estamos viendo hoy en los stands. Mañana va a ser una guerra muy complicada, el jurado lo va a pasar fatal, comenta Elena Milner, voluntaria de Barclaycard.

Era la primera toma de contacto con el jurado y los chicos tenían que ofrecer lo mejor. Este año creo que los equipos están más compensados, con un nivel muy parecido entre todos”, afirma Almudena Díez, Directora de Programas de Formación de la Fundación Rafael del Pino. “En otras ediciones recuerdo haber visto proyectos que despuntaban claramente sobre los demás, pero  ahora se ven menos diferencias entre los centros y las regiones”.

Una vez evaluadas las miniempresas, a las 5 de la tarde los distintos equipos comenzaron a desmontar sus stands. Tocaba retirarse pronto y descansar todo lo posible para estar listos para la final. “Hemos preparado mucho la presentación, pero estamos muy nerviosos… ¡Mañana intentaremos hacerlo lo mejor que podamos!”, nos cuenta Paula de Lucie del IES Rey Pastor.

RDR_5526.jpg

¡Y por fin llegó el día! Todo estaba listo para comenzar. Después de una bienvenida por parte de Vicente Montes, Director de la Fundación Rafael del Pino, y Blanca Narváez, Directora de JA España, uno a uno los equipos finalistas fueron presentando sus proyectos. Cuatro minutos para vender una idea, explicar su producto y convencer al jurado. Nos ha sorprendido mucho la calidad y el nivel de todos los proyectos”, asegura Simón Amselem, Consejero delegado de Disney España. “Pensábamos que iba a ser algo más amateur. Los profesores hacen además un trabajo fantástico, al igual que el mentoring de los voluntarios”.

Por eso, el jurado, no lo tuvo nada fácil. En el caso de la mención de Disney a la creatividad hubo que escoger dos premiados, mientras que la calidad de todos los proyectos presentados complicó también la elección del ganador. “Ha sido realmente difícil”, confiesa Elia Hermida de Citi Banca Corporativa. “De hecho ha habido un empate técnico al final que ha tenido que desempatar el presidente del jurado. La verdad es que había muchísima igualdad en los proyectos, eran todos muy buenos”.

RDR_5707.jpg

Una jornada en la que los alumnos pudieron escuchar el testimonio de Marcy Forman, Alumni de miniempresas de JA en USA y ahora empresaria de éxito, que quiso compartir con ellos su experiencia como mujer emprendedora. “Lo que más me gusta es dominar mi propio destino con mi propia empresa”, aseguró. Y que contó con la ayuda y participación del equipo de Dry Protech, ganadores de la VIII Edición de miniempresas. Miniempresas te aporta una base de conocimientos, una serie de herramientas y unas experiencias que te hacen destacar sobre el resto de personas que acceden al mercado laboral. En mi caso personal y, desde el punto de vista del emprendimiento, si no llega a ser por Junior Achievement, seguramente no habría conocido este entorno. Un mundo precioso que animo a todos a descubrir y que a mí me apasiona”, comenta José Ignacio Sevilla, miembro de Dry Protech.

Una competición inspiradora y llena de emoción, donde más de 100 jóvenes pudieron dar lo mejor de ellos mismos demostrando lo aprendido a lo largo de este curso escolar. El programa de miniempresas te enseña a activarte y desenvolverte en el mundo real, creo que es lo mejor que llevo de todo esto porque es a lo que nos vamos a enfrentar en un futuro”, explica uno de los alumnos del proyecto Growink.

Porque éste es, precisamente, el objetivo de miniempresas, impulsar el talento de los jóvenes, inspirarles para luchar por sus metas y ofrecerles un futuro mejor.

Una vez más, enhorabuena a todos los participantes y gracias al apoyo y compromiso de Barclays, Citi, Zurich, Hyundai, Disney, Rafael del Pino, Fundación EY,  Ayuntamiento de Madrid y Vodafone, por su patrocinio, y a ADIF por su colaboración.

Un pensamiento en “PEQUEÑOS GRANDES PROYECTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s