La Fundación Junior Achievement y Deutsche Bank se unen un año más para combatir el abandono escolar

Más de 2.500 alumnos se han beneficiado del programa, “Las Ventajas de Permanecer en el Colegio”, desde el inicio de esta colaboración en 2007.

Gracias a esta iniciativa, la Fundación Junior Achievement y Deutsche Bank pretenden reducir la tasa de abandono escolar temprano, situada en nuestro país en un 19,4%. Un porcentaje superior al objetivo marcado por la Unión Europea para el año 2020, que fija para España un índice del 15%.

Con el objetivo de reducir este porcentaje, año tras año, empleados de esta entidad bancaria participan en este voluntariado que permite a los alumnos profundizar en sus habilidades e intereses para analizar qué profesión les gustaría ejercer en un futuro y reflexionar sobre la importancia que tiene la educación y la formación en ese proceso.

200 estudiantes de Barcelona y Madrid se han beneficiado de este programa en esta edición gracias a la implicación de 19 voluntarios. Una oportunidad para romper la rutina, acercar impresiones y compartir inquietudes,  tal y como explica Lydia González, voluntaria profesional de Deutsche Bank: “A los estudiantes les ofrecemos una visión nueva y cercana, y a los voluntarios nos permite conectar con una generación diferente a la nuestra, pero en el fondo con las mismas inquietudes”. Algo en lo que coincide su compañero, José Antonio Aldama, también voluntario, que destaca la importancia de la orientación laboral de los más jóvenes y asegura que ayudar a los que un día serán nuestro futuro fue la razón por la que decidió participar en esta iniciativa: “Creo que mi experiencia puede ser un buen ejemplo para estos chicos, ya que antes o después van a enfrentarse a los mismos problemas que yo me enfrenté, y seguro que les asaltarán las mismas dudas que a mí me surgieron. Además, este programa les ayuda a meditar, a pensar en su futuro, a aplicar ejemplos concretos a situaciones futuras…”.

Todo ello a través de dinámicas y actividades en las que se utiliza la metodología “aprender haciendo”, con la que los alumnos se convierten en los protagonistas de cada una de las cinco sesiones que dura el programa, lo que les motiva a participar y seguir aprendiendo. “La dinámica y actividades de las clases las convierten en sesiones muy divertidas  y llenas de interés para los alumnos”, asegura Lydia.

Una enriquecedora experiencia que hace que cada año los voluntarios de Deutsche Bank animen a más compañeros a involucrarse en esta actividad, ya que para ellos “no tiene precio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s