MINIEMPRESAS: EMPRENDIENDO EL FUTURO

Los chicos del colegio Bell-Lloc de Gerona y su dispositivo de localización para enfermos de Alzheimer se hacen con el primer premio de la XI Edición de la Competición Nacional de Miniempresas.

 “¡Nos ha hecho muchísima ilusión, no pensábamos que pudiéramos llegar tan lejos!… Teníamos un objetivo, lo hemos cumplido y ahora estamos muy orgullosos.  Así de emocionados estaban los chicos de Sygnall tras conocer que su proyecto había conseguido el primer premio de la XI Competición Nacional de Miniempresas. El jurado no lo tuvo fácil, pero finalmente fueron elegidos como equipo ganador. Su proyecto, un dispositivo que facilita la localización de personas enfermas de Alzheimer, a través de la tecnología GPS Crowd, y que envía la posición del usuario en tiempo real, consiguió la mayor valoración en la final debido a su base tecnológica, carácter social e innovación.

Son uno de los 16 equipos que fueron seleccionados para participar en la XI edición de esta competición. Una final que comenzó el día anterior en una feria que, gracias a la colaboración de Adif, volvió a celebrarse en el jardín botánico de la estación de Atocha de Madrid, lugar en el que los distintos equipos tuvieron que demostrar sus dotes comerciales exponiendo sus productos. Al día siguiente, en la Fundación Rafael del Pino, tocaba presentar sus miniempresas bajo la técnica del Elevator Pitch. Cuatro minutos para convencer al jurado de la viabilidad de sus productos mostrando su capacidad de oratoria y comunicación. Una jornada que comenzó con una inspiradora bienvenida por parte de Vicente Montes, Director de la Fundación Rafael del Pino, y Blanca Narváez, Directora de JA España, además de las intervenciones en el acto de clausura de Maria del Pino, Presidenta de la esta Fundación y Alberto Placencia, Presidente de la Fundación Junior Achievement España.

Además de Sygnall, quienes representarán a España en la final europea a mediados de Julio en Bruselas, otras ideas finalistas fueron Vie Box, un pastillero con un módulo electrónico provisto de avisador acústico, leds y un display que avisa de la medicación a tomar con la hora de la toma; Feltium, una funda protectora para las tarjetas contacless para evitar robos y duplicación de las mismas mediante unas láminas de alumnio invisibles; Safe Trap, una pulsera personalizable que funciona a través de una App con funciones de localización y datos de contacto para niños, enfermos y ancianos; Pop it, un sistema multifunción para smartphones y tablets; Joinsocks, producto cuya función es emparejar de forma fácil los calcetines; y Chocoseed, huevo de chocolate con sorpresa medioambiental que incluye en su interior semillas de diversas plantas con sus instrucciones de plantado.

Una competición llena de emoción, donde más de 100 jóvenes pudieron dar lo mejor de ellos mismos demostrando lo aprendido a lo largo de este curso escolar. Este programa me ha ayudado a buscar soluciones, a saber hacer las cosas de otra manera y, sobre todo, a trabajar en equipo”, asegura uno de los estudiantes participantes en esta final de miniempresas. Una iniciativa que de la que ya se han beneficiado más de 169.000 estudiantes, que han constituido un total de 11.935 miniempresas, en sus más de 11 años de historia.

El programa Miniempresas de Junior Achievement se lleva a cabo gracias al apoyo de Zurich, Citi, Fundación Rafael del Pino, Disney, Fundación EY, Monsanto y el Ayuntamiento de Madrid. Este año además ha contado con la colaboración de Adif, que ha cedido un espacio en la estación de Madrid Puerta de Atocha para la realización de la feria de muestras.