“Gracias por ayudarnos a crecer”, dicen los alumnos

Especial semana del voluntariado Junior Achievement

Antonio, Óscar y David, un equipo de voluntarios de HP Enterprise, hacen mella en los alumnos del IES Arnau Cadell en Sant Cugat

La misión de Junior Achievement es preparar e inspirar a los jóvenes para lograr sus objetivos en una economía global y, gracias a la labor de los voluntarios que colaboran en nuestros proyectos, logramos que ésta sea una realidad.

“Este programa nos ha hecho ser conscientes del futuro que nos espera”

Nos lo cuentan los alumnos de 4º de ESO del IES Arnau Cadell, que han participado en el programa de “Habilidades para el Éxito” y que han contado con la colaboración durante 7 sesiones de los voluntarios de HP Enterprise. “Como alumno noté que estábamos muy atentos (más que con los profesores) porque nos interesaba mucho lo que nos contaban”, reconocía uno de ellos. Los programas de Junior Achievement son impartidos por voluntarios de empresas, profesionales con una larga trayectoria laboral y una gran experiencia, pero también con la capacidad de conectar con las nuevas generaciones, de transmitirles de una manera amable y cercana conocimientos que de otra manera no aprenderían desde tan jóvenes. En este sentido, otro estudiante señalaba que “antes de las siete sesiones no sabía cómo hacer mi currículum, y ahora creo que sí que sé cómo hacerlo”. A lo que su compañero añade: “Yo quiero darles las gracias por ayudarnos a crecer y hacernos conscientes del futuro que nos espera”.

La voz de los voluntarios

Los artífices de las sesiones que tanto han inspirado a estos jóvenes son Óscar, David y Antonio, de la empresa HP Enterprise en Sant Cugat. Describen su experiencia con los términos “satisfacción”, “ilusión” y “energizante”.

FOTO HP ENTERPRISE

Cuando vieron la convocatoria no se lo pensaron y los tres se apuntaron para ejercer de “profes” durante las 7 sesiones del programa. Con vocación de coach, consideran indispensable fomentar en los jóvenes habilidades que no se aprenden a través de los tecnicismos teóricos, sino a través de las experiencias.

“En las escuelas y universidades falta una praxis más orientada a actitudes y motivación”. “No es solo un temario teórico, sino que como voluntario aplicas esta parte más profesional en un mundo en el que se desconoce”, afirma Óscar.

“Cualquier cosa que se pueda hacer para motivar a las personas y descubrir de lo que son capaces me apasiona”, nos dice Antonio.

No dudé en participar, nos dice David “… hace poco más de 10 años yo estaba sentado en una de esas sillas y hubiese valorado y agradecido enormemente que alguien me orientase, me ayudase a saber hacia dónde podía ir”.

Sin duda su aportación ha hecho mella en los alumnos. Gracias por su ayuda y la de todos los voluntarios de HP Enterprise que se han unido a nuestra misión.