“Esta juventud viene con las pilas cargadas y pisando fuerte para mejorar el mundo”

Especial semana del voluntariado Junior Achievement

Daniel Rupérez, de la empresa Pelayo, se estrena como voluntario de Junior Achievement

FOTO DANIEL RUPEREZ - PELAYO 1

Daniel Rupérez es uno de los cinco voluntarios de Pelayo que han colaborado durante este curso escolar con Junior Achievement en el desarrollo del programa “Habilidades para el Éxito”. Durante siete semanas ha acudido junto a sus compañeros de empresa para ejercer de “profe” con el mismo grupo de alumnos de 4º de ESO. Daniel ha colaborado de manera altruista en esta acción, sin esperar nada a cambio, aunque en realidad reconoce haber ganado mucho participando: “una experiencia y un reto para recordar siempre”.

“Es muy gratificante sentir que nuestra experiencia profesional ha sido realmente útil para chic@s que están muy cerca de tener sus primeros contactos con el mundo laboral.  Fomentar la reflexión sobre su futuro, facilitarles herramientas que les pueden ayudar a ser mejores profesionales, poder resolver las múltiples dudas y preguntas que les van surgiendo y ver cómo están expectantes mientras les estás abriendo las puertas de nuestro mundo, me ha generado una tremenda satisfacción personal”, afirma.

En el programa educativo de “Habilidades para el Éxito” los voluntarios se convierten en un modelo positivo para los jóvenes. Juntos trabajan en actividades prácticas en las que deben aprender a conocerse a sí mismos, detectar sus puntos fuertes, escuchar, compartir y a comunicarse con los demás.

“Los voluntarios no somos sus padres, ni sus hermanos, ni sus profesores, de quienes estos alumnos reciben tanta información y exigencias. Los alumnos nos ven como gente del mundo real, desinteresada, que está ahí para ayudarles en su desarrollo y ofrecerles una visión de lo que van a experimentar en poco tiempo, percibiendo su interés e implicación desde el primer minuto. Esta juventud viene con las pilas cargadas y pisando fuerte para mejorar el mundo”.

Gracias a Daniel, a todos los voluntarios de Pelayo y a su fundación por colaborar con Junior Achievement un curso escolar más.

El compromiso de BBVA con Junior Achievement en la prevención del abandono escolar

Voluntarios BBVA JA

El compromiso de BBVA con la sociedad española se refleja en las numerosas acciones sociales que desarrolla. Entre ellas, queremos destacar el apoyo que BBVA brinda a la Fundación Junior Achievement en los institutos españoles, con un doble objetivo: contribuir a la prevención del abandono escolar y, en consecuencia, aportar su grano de arena a la paliación del paro juvenil.

BBVA apoya firmemente la implementación del programa educativo de Junior Achievement “Las Ventajas de Permanecer en el Colegio”, impartido en las aulas por su voluntariado corporativo, a través de la Oficina de Voluntarios de BBVA. Durante el curso 2013/2014 se realizarán 100 programas con la ayuda de más de 200 voluntarios en  36 localidades geográficas.

Los voluntarios se encargan de llevar el programa tanto a centros en las grandes ciudades como a pequeños municipios, favoreciendo el aprendizaje de todos los alumnos. El programa de Las Ventajas de Permanecer en el Colegio consigue que los alumnos comprendan que a través de la educación adquirirán herramientas y habilidades que favorecerán su empleabilidad de cara al futuro.

¿Cómo definen los voluntarios su experiencia?

“Sé que esta experiencia llama la atención, pero luego no nos apuntamos. Lo dejamos para otro día, pensamos que lo mismo se nos acumula el trabajo, que algún día no podremos ir, que no sé cómo dirigirme a estos adolescentes, etc.

He de decir que al final no es tanto. Sí es verdad que algunas veces el abandonar el trabajo a media mañana es complicado o surge algo que nos impide ir, pero como lo impartimos dos personas, siempre hay solución. De verdad que no es tan complicado.

Los adolescentes lo acogen muy bien y al fin y al cabo somos extraños (ni padres, ni profes), que además trabajan en BBVA, una marca muy conocida pero un trabajo algo extraño -¿qué se hace en un Banco?, ¿vais a los partidos de la liga BBVA?, ¿qué es eso de patrocinar Operación Triunfo?, pensarán los alumnos-. Al final, el hielo se rompe y les dejas un pequeño poso que les hace pensar en su futuro.

¡Anímate la próxima vez! Que merece la pena, ¡por ellos y por ti!”.

*Testimonio procedente del portal de voluntarios de BBVA